La Escuela Internacional de Protocolo en la cumbre del G20 (Por @HectorProtocolo)

El pasado 7 y 8 de julio se celebró en Hamburgo, Alemania, la Cumbre del G-20, que reunió a los líderes de las 20 economías industrializadas y emergentes más importantes del mundo, donde tuve el honor de asistir acreditado al Centro Internacional de Medios de este importante evento internacional y poder apreciar `in situ´ su alto nivel organizativo.

Héctor Pérez, profesor de la Escuela Internacional de Protocolo

Al grupo G-20, pertenecen Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, India, Indonesia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea. Alemania, Francia e Italia, que son miembros de la Unión Europa, participan de manera independiente.

Este año, además, asistieron como países invitados, España, Noruega, Países Bajos Singapur, Guinea (como representante de la Unión Africana), Senegal (por parte de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África) y Vietnam (por el Foro de cooperación Económica Asia-Pacífico).

Además, tuvieron presencia organismos Internacionales como la Organización de las Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Consejo de Estabilidad Financiera, la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, la Organización Mundial del Trabajo y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El tema de la reunión fue elegido por Alemania,  el país anfitrión, y fue “Forjar un mundo interconectado”.

Hamburgo: Una ciudad convertida en fortaleza.

Nada más aterrizar en la ciudad portuaria apodada como “la puerta del mundo” de Alemania, la sensación fue la de encontrarse en una fortaleza.  Cerca de 20.000 policías, helicópteros rugiendo, zonas cortadas, y controles de documentación constantes. Hamburgo se blindaba para recibir a los Jefes de Estado y de Gobierno del G-20.

El recinto ferial de Hamburgo, sede de la cumbre, se convirtió en el centro de anillo de seguridad diseñado por las autoridades alemanas.

Uno de los dispositivos de seguridad del G20. Foto: Héctor Pérez

 

 Condiciones idóneas para el trabajo de los periodistas en el Centro Internacional de Medios

Si bien el enfoque de la Cumbre del G-20 en Hamburgo fue de los Jefes de Estado y de Gobierno, correspondió a  los cerca de 4.800 periodistas de 65 países asegurarse de que las noticias de la cumbre llegasen a todos los rincones del mundo. Se pudo observar la dedicación con mucho esfuerzo para la creación del Centro Internacional de Medios, que sirvió como sede de los medios de comunicación.

El Centro Internacional de Medios, comprendía cuatro pabellones del recinto ferial de Hamburgo. Puestos de trabajo y un restaurante, ambos con pantallas gigantes, estaban disponibles para la prensa, asegurando que tuviesen todo a mano para informar sobre los eventos de la cumbre.

Uno de los periodistas acreditados informando en directo. Foto: Héctor Pérez

 

Unos mil puestos de trabajo para la prensa

El Centro Internacional de Medios contaba con unos 1.000 puestos de trabajo, donde los periodistas pudieron redactar sus artículos. Cada puesto de trabajo para la prensa, tenía una conexión LAN inalámbrica. También había cabinas de edición de televisión y radio. Impresoras, fotocopiadoras y un pequeño número de estaciones de trabajo con ordenadores y líneas ISDN también estaban disponibles.

Las retrasmisiones en directo de las conferencias de prensa y otras apariciones de los Jefes de Estado y de Gobierno que asistieron a la Cumbre, fueron proporcionadas por la televisión pública alemana, la NDR.

Centro Internacional de Medis. Foto: Héctor Pérez

Cerca de 100 kilómetros de cable

Más de 200 salas fueron equipadas y amuebladas en el Centro Internacional de Medios para su uso, principalmente como oficinas, salas de reuniones y salones, así como para la edición de televisión. Cerca de 70 kilómetros de cables de energía y comunicación fueron colocados en el Centro Internacional de Medios, además de 25 kilómetros de cable de fibra óptica.

Un total de 2,5 hectáreas fueron colocadas para amortiguar el sonido de los pies de los periodistas en los pasillos. Igualmente, 7.000 sillas y 378 papeleras se encontraban distribuidas por todo el Centro Internacional de Medios.

Vista general. Foto: Héctor Pérez

 

Alrededor de 15 toneladas de alimentos

Las necesidades culinarias de todos estos periodistas de todo el mundo no fueron olvidadas. Cuarenta y cinco cocineros prepararon desde platos típicos de la región norte de Alemania hasta cocina internacional. Por supuesto, respetando las normas dietéticas religiosas, culturales y médicas, tales como kosher, halal, vegetariano, vegano sin lactosa y alimentos sin gluten.

La oferta de comida comprendía 5.000 sándwiches, 2.000 pretzels, 600 kg de pan, 360 kg de jamón, 300 kg de queso (típico del norte de Alemania) 2.500 kg de fruta, 3.000 kg de carne, 400 kg de salchichas, 1.500 kg de pescado, 1.000 kg de verduras, 12.000 barras de chocolate, 12.000 postres, entre otras cosas. 15 toneladas de alimentos en total.

El servicio de comidas en el G20. Foto: Héctor Pérez

 

Conocer Hamburgo sin salir del Centro Internacional de Medios

Dada la apretada agenda de la Cumbre, los periodistas acreditados probablemente tuvieron poco tiempo para ver los lugares de interés de Hamburgo. Es por eso que en las paredes del Centro internacional de Medios fueron colocadas fotografías de gran formato de lugares emblemáticos de Hamburgo, incluyendo el histórico distrito de almacenes, los puentes y su famoso puerto.

Definitivamente, Hamburgo ha dejado el listón muy alto a nivel organizativo y un gran reto para Buenos Aires, ciudad sede de la próxima Cumbre del G-20 en 2018.

Vista general. Foto: Héctor Pérez

*Artículo elaborado por:

Héctor Pérez Corado, Profesor de la Escuela Internacional de Protocolo,  Experto en Cumbres Internacionales @HectorProtocolo